Video- Edwin Paraison dice bandas criminales han extendido dominio territorial tras sanciones EU y Canadá a élites haitianas

0
79

Santo Domingo,- El exconsul de Haití en la República Dominicana Edwin Paraison aseguró que las sanciones impuestas por los Estados Unidos y Canadá, a la cual se unió este país, contra personalidades de las élites política y económica de la vecina nación, no han tenido ningún efecto positivo en el desmantelamiento de las bandas criminales que controlan gran parte del territorio haitiano.

Paraison, quien preside la Fundación Zile, dice que dichas estructuras están operando con mayor fuerza, luego de las citadas sanciones.

Puso como ejemplo el hecho de que en la actualidad hay una situación que se está desarrollando en otras zonas popular que se llama Carrefour-Feuilles donde ya la gente ha tenido que dejar sus domicilios para buscar refugios por otros lados.

Entrevistado por Héctor Herrera Cabral en el programa D´AGENDA que cada domingo se transmite por Telesistema canal 11 y TV Quisqueya para Estados Unidos, el especialista en las relaciones dominico haitiana, y la migración haitiana a nivel global, dijo que las gangas han estado operando en Martissant y en Carrefour que es otro lugar. También, tienen presencia en Kwadébouke donde la Policía no cuenta con autorización para poder restablecer el orden, lo que constituye un problema muy serio.

“Las bandas siguen operando con mayor fuerza después de las sanciones impuestas por Estados Unidos, Canadá y República Dominicana, ahora mismo tenemos una situación que se está desarrollando en otra zona popular que se llama Carrefour-Feuilles donde la gente ha tenido que abandonar sus domicilios para buscar refugios por otros lados, y lo hemos tenido en Martissant, Carrefour que es otro lugar, en Kwadébouke donde la Policía no tiene autorización para entrar”, insistió.

Recordó que el primer ministro Ariel Henry tiene funciones estratégicas claves en cuanto a la comandancia de la Policía, porque es el presidente del Consejo Superior Policial, actualmente es el comandante de la Policía Haitiana.

“Además de esto, desempeña el papel de ministro de Interior, entonces, a todos los niveles donde la orden debe de salir para enfrenar a las gangas, esa orden no la tenemos, y lo que tenemos es una solicitud de apoyo internacional, y por tal razón, el análisis político nos lleva a concluir que no hay otro interés, en cuanto a esa solicitud de intervención, que no sea el mantenerse en el poder”, criticó el exministro para la Diáspora Haitiana.

Paraison dijo que tanto Francia, Canadá, pero sobre todo Estados Unidos, que tienen una gran influencia en la vida política de Haití, hace años sabían que los sancionados, en su gran mayoría, son personas que han tenido vínculos con el narcotráfico, tráfico de armas, y que financian bandas criminales.

“Por qué ahora, si han pasado tres décadas, por lo menos, dominando la vida económica, social y política del país, y actuaban con espíritu de compañerismo, en alianzas, con las élites políticas y económicas de los tres grandes países que acabamos de citar”, cuestionó.

Sostuvo que, por eso, “los haitianos no tenemos dudas de que, en el fondo, hay algo que todavía no logramos comprender, de por qué la Comunidad Internacional, y particularmente el país más influyente en Haití que es Estados Unidos, han decidido manejar la crisis haitiana de esa manera”.