Tribunal Colegiado de San Cristóbal dicta condenas por lavado de activos y tráfico ilícito

0
95

República Dominicana.-El Tribunal Colegiado del Distrito Judicial de San Cristóbal, actuando a solicitud de la Procuraduría Especializada Antilavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo, junto con la Fiscalía de San Cristóbal, emitió sentencias ejemplares que imponen condenas por un total de 110 años de prisión y multas por más de RD$16 millones a 16 acusados relacionados con el lavado de activos provenientes del tráfico de drogas, armas y tráfico ilícito de migrantes. Esta red fue desmantelada en la «Operación Corona».

Las juezas Biulkys Milanés Balbuena (presidenta), Rosa Edalia Mateo Álvarez y Ana Inés Susana Quezada tomaron las siguientes decisiones:

  • José Aníbal Cubilete (el Don) recibió una condena de 12 años de prisión.
  • José Aníbal González Luna fue condenado a 10 años.
  • Manuel Alejandro Lara Martínez, Julio Ignacio Morel Adames y Bernardo del Carmen de Jesús Cruz fueron sentenciados a siete años de prisión, con cuatro años en prisión y tres suspendidos bajo reglas estrictas.
  • William González Reynoso (Valentín), André Gretty Portilla Ortiz y Ezequiel Puente fueron sentenciados a 8 años de prisión, con cinco de ellos suspendidos bajo reglas.
  • Morrison Rafael Bonuenta Espinayíu, Luis Ángel Obliyio Espinayíu y Aquino Tomás Carreña Espinayío recibieron condenas de seis años de prisión.
  • Marcos Tulio Vélez Londoño fue condenado a cinco años de prisión, tres años y seis meses de cumplimiento efectivo y el resto suspendido bajo reglas.
  • José Manuel Martínez, Daniel Eduardo Cervantes Montes (el Pequeño y/o el Flaco), Jaime Luis Gutiérrez Montes (Carlos) y Yony Valentín Féliz Féliz (Daniel) también fueron condenados a cinco años de prisión.

Además de las penas de prisión, el grupo enfrenta multas con un monto total de RD$16,400,000.00 a favor del Estado dominicano.

Se recuerda que esta red criminal estaba involucrada en el tráfico de más de 700 kilogramos de diversas drogas, así como en el porte ilegal de armas de fuego. La «Operación Corona» logró desmantelar esta organización trasnacional compuesta por dominicanos, colombianos y peruanos que se dedicaban al tráfico de drogas, armas y tráfico ilícito de migrantes.