Psiquiatra Vicente Vargas afirma RD es un paciente que combina ansiedad, depresión y psicosis con urgente necesidad de intervención

0
78

Santo Domingo. – En la opinión del psiquiatra Vicente Vargas Lemonier, la República Dominicana se asemeja a un paciente psiquiátrico que enfrenta una amalgama de problemas de salud mental, incluyendo ansiedad, depresión y elementos psicóticos.

Esta metáfora ilustra la complejidad de los desafíos emocionales que enfrenta el país en su conjunto. El especialista respondió preguntas al participar en el programa El Demócrata TV, que dirige el periodista Francisco Tavárez por Teleradio América, canales 13 y 45. La entrevista fue realizada por Fernando Quiroz.

El caos en la Zona Colonial, donde individuos bajo el influjo de sustancias desencadenaron actos vandálicos, sirve como un ejemplo tangible de cómo el abuso de alcohol y drogas puede provocar descontrol emocional y comportamientos impulsivos y destructivos.

Vargas Lemonier destaca cómo el consumo de drogas, incluyendo el alcohol, conduce a alucinaciones y delirios, desencadenando una pérdida de control impulsivo. Esto, agregó, puede resultar en acciones perjudiciales tanto para el individuo como para su entorno.

Sostuvo que la presencia de caos y desorden mina la seguridad y la estabilidad, elementos fundamentales para el progreso de una nación. En este ambiente, el país no puede avanzar; en cambio, retrocede, perpetuando un ciclo destructivo.

“Habría que ver quién o quiénes son los líderes de ese grupo, porque regularmente cuando un grupo actúa de manera desenfrenada, siempre hay una figura principal que de alguna manera ha motivado a los demás, a seguir esa conducta”, expresó.

El psiquiatra citó las principales consultas psiquiátricas en el país, que incluyen ansiedad, estrés, depresión y conflictos familiares y conyugales. Estos problemas afectan a individuos y familias, exacerbando la carga emocional y social, explicó.

Profundizó en los síntomas de la ansiedad, como la inquietud y el desespero, así como en los trastornos físicos y mentales asociados, como taquicardia, sudoración y sensación de inestabilidad emocional.

Asimismo, el psiquiatra explora la complejidad de la depresión, diferenciando entre depresión unipolar y bipolar. La depresión bipolar, caracterizada por cambios extremos de ánimo, de tristeza a euforia, y viceversa, representa un desafío adicional debido a su naturaleza volátil.

Vargas Lemonier vincula el aumento de los trastornos mentales con la pandemia del COVID, que ha exacerbado la violencia y el consumo de sustancias. La ansiedad y la depresión se han disparado. Los problemas de salud mental también son impactados por deudas económicas y el agobiante problema del tránsito en las calles.

Hizo hincapié en la falta de recursos en salud mental en la República Dominicana, incluyendo una escasa presencia de psiquiatras y limitaciones económicas que dificultan el acceso a tratamientos adecuados.

Igualmente, subrayó la necesidad de intervenir temprano en casos de ideación suicida. Que la familia y círculo cercano identifique señales de advertencia, como el aislamiento y cambios en el comportamiento, es crucial para prevenir tragedias. Elogió a las celebridades que han hablado abiertamente sobre su salud mental, contribuyendo significativamente a reducir el estigma asociado a la psiquiatría y alentando a otros a buscar ayuda sin temor al juicio social.

Al pasar balance a la situación política electoral del país, y comparar liderazgo actual con anteriores, consideró que ahora se observa una falta de sacrificio por el bien común. Señala la ausencia de una visión nacional sólida y la necesidad de líderes que estén dispuestos a tomar decisiones difíciles por el bienestar de la nación, incluso cuando esto implique enfrentar a sus propios seguidores.

Cansancio del Presidente

El psiquiatra Vargas Lemonier recomendó a líderes como el presidente Luis Abinader, que han admitido que trabajan más de 16 horas al día, la necesidad de un descanso adecuado y las debidas horas de sueño.

Advierte que el cerebro que no duerme, se desorganiza, y citó la frase de Sigmund Freud, padre del psicoanálisis, que el mejor psiquiatra es dormir bien.

“Entonces, a cualquier líder yo le diría que duerma bien y haga sus ejercicios; tenga una buena relación con su grupo íntimo, su familia, sus amigos. porque eso de alguna manera es como cuidar su cerebro”, añadió.

Insistió en que el exceso de exceso de trabajo produce estrés, lo que es dañino y puede producir trastornos de conducta y de salud.

Falta de psiquiatras en el país

La República Dominicana solo tiene unos 300 psiquiatras, y están concentrados en grandes ciudades como Santo Domingo, Santiago y San Francisco de Macorís porque en otros lugares no existen condiciones salariales adecuadas. Esa cantidad por lo menos debe triplicarse, a juicio de Vargas Lemonier.

Vargas Lemonier dijo que hay que desmitificar que la gente piensa sobre quién necesita un psiquiatra o un psicólogo que está loco.

“Yo diría que, sin excepción, todos, incluyéndome a mí, necesitamos un psiquiatra”,

La salud mental es la cenicienta de las políticas públicas en materia de salud, insistió. “Si hay un déficit en los servicios de salud, multiplica eso en la salud mental”, puntualizó.