Muere Yves Coppens, uno de los descubridores de la homínida ‘Lucy’

0
18
El paleontólogo francés Yves Coppens, uno de los descubridores de la célebre australopiteca ‘Lucy’, murió este miércoles a los 87 años tras una larga enfermedad. Los restos fósiles, los más famosos del mundo, fueron recuperados en el desierto de Afar, en Etiopía, durante una expedición internacional. Pertenecían a una hembra de unos 20 años de
Australopithecus afarensis
que ya caminaba erguida hace más de tres millones de años. Este hallazgo supuso un antes y un después en el conocimiento de la evolución humana y arrojó luz sobre cuándo y cómo comenzamos a caminar sobre dos piernas.

El ‘cazador de fósiles’ inició sus expediciones en los años 60, en Argelia y Chad. En 1967 descubrió el fósil de un homínido de 2,6 millones de años en el valle del río Omo, en Etiopía. Pero fue en 1974 cuando su carrera quedó marcada para siempre al desenterrar a ‘Lucy’ junto su amigo geólogo Maurice Taieb y el paleoantropólogo estadounidense Donald Johanson.

De abuela a prima
Las búsquedas en Afar permitieron exhumar 52 fragmentos óseos -el fósil de homínido más completo jamás hallado hasta entonces-. Los científicos lo apodaron ‘Lucy’, en referencia a una canción de los Beatles que solían escuchar mientras trabajaban, ‘Lucy in the Sky with Diamonds’. Por ser bípeda, esta pequeña homínida de un metro de altura y 27 kilos de peso fue considerada durante largo tiempo como la ‘abuela de la humanidad’, algo que Johanson sigue pensando. Pero para Coppens y otros paleontólogos, se trata más bien de una ‘prima lejana’ de nuestra especie.

Coppens, que se presentaba como uno de los ‘papás’ de Lucy, realizó otras expediciones en Filipinas, Indonesia, Siberia, China y Mongolia. Fue codescubridor de seis homínidos. Sin embargo, su nombre ha estado inconfundiblemente ligado al de ‘Lucy’. «Para los jóvenes, Lucy fue como una amiga cercana; hizo que la gente conectara con la prehistoria (…) El caso es que ‘Lucy’ se convirtió en todo un símbolo», reconocía en una entrevista concedida a ABC durante una visita a Barcelona en 2018.

Respuesta al cambio climático
En la misma entrevista, Coppens explicaba que lo que hoy conocemos como género homo apareció «como una suerte de respuesta al cambio climático». Cuando el clima pasó de húmedo a muy seco los prehumanos, Lucy por ejemplo, cambiaron en tres aspectos. «Cambiaron la respiración y bajó la laringe, que es donde se instala el lenguaje articulado; los dientes empezaron a ser diferentes porque había menos vegetales y el homo se hizo omnívoro, empezó a comer carne; y el cerebro empezó a recibir más sangre. Así, si la humanidad empezó a pensar más y mejor fue para adaptarse», explicaba.

Coppens nació el 9 de agosto de 1934 en Vannes (noroeste de Francia). Su padre era físico nuclear pero el niño encuentra rápidamente su propia vocación. «A los 6 o 7 años ya me fascinaban las cosas antiguas», contaba en el mismo encuentro con ABC.

«Yves Coppens nos dejó esta mañana. Mi tristeza es inmensa», informó el miércoles su editora, Odile Jacob, en la red social Twitter. «Pierdo a un amigo que me confió toda su obra. Francia pierde a uno de sus grandes hombres», añadió. <blockquote class=»twitter-tweet»><p lang=»fr» dir=»ltr»><a href=»https://twitter.com/hashtag/Yves?src=hash&amp;ref_src=twsrc%5Etfw»>#Yves</a> Coppens nous a quittés ce matin. Ma tristesse est immense. Yves Coppens était un très grand savant, paléontologue de renommée mondiale, membre d’innombrables institutions étrangères, mais surtout professeur au Collège de France et membre de l’Académie des sciences.</p>&mdash; Odile Jacob (@EditriceOJacob) <a href=»https://twitter.com/EditriceOJacob/status/1539605944279212036?ref_src=twsrc%5Etfw»>June 22, 2022</a></blockquote> <script async src=»https://platform.twitter.com/widgets.js» charset=»utf-8″></script>

Y la humanidad pierde a uno de los paleontólogos que mejor la ha explicado.

Entrevista a Yves Coppens en ABC: «Lo que hoy conocemos como ‘homo’ apareció como respuesta al cambio climático»