Muere Akira Endo, el descubridor de las estatinas para reducir el colesterol>

0
112
El bioquímico japonés Akira Endo , que descubrió las estatinas para reducir el colesterol , murió a los 90 años el pasado 5 de junio, según ha informado este martes su antiguo alumno y colega Keiji Hasumi.Las estatinas, que pueden prevenir ataques cardíacos o ictus , se encuentran entre los medicamentos recetados con mayor frecuencia en todo el mundo.«Su trabajo fue realmente fantástico. Las estatinas no existían antes de Endo. Tiene el mismo valor e impacto que el descubrimiento de la penicilina «, ha señalado Hasumi a Afp.Endo experimentó con miles de microbios hasta llegar a su descubrimiento en 1973 de la mevastatina, un agente derivado de la penicilina que reduce el llamado colesterol ‘malo’ en la sangre.El investigador «era una persona dura y estricta. Era perspicaz e intuitivo» y «capaz de ver la esencia oculta de las cosas», asegura Hasumi.Endo nació en 1933 en una familia de agricultores en la zona rural del norte de Japón. Sus ambiciones comenzaron pronto gracias a su abuelo, que se interesó por la medicina y se convirtió en un «gran maestro orientador», reveló Endo en un ensayo autobiográfico de 2008.Cuando era estudiante, Endo se interesó por los antibióticos como la penicilina, «profundamente impresionado» por la cantidad de vidas que habían salvado, según decía su ensayo en la revista ‘Nature Medicine’.Endo llevó a cabo una investigación en Nueva York a finales de la década de 1960, cuando la enfermedad coronaria era la principal causa de muerte en Estados Unidos. «Vi a menudo venir ambulancias para llevar al hospital a personas mayores que habían sufrido un infarto», lo que «me hizo darme cuenta de la importancia de desarrollar un medicamento para reducir el colesterol «, afirmó.Endo trabajó en la Universidad de Agricultura y Tecnología de Tokio, que emitió un comunicado expresando sus condolencias por su muerte, y en la farmacéutica japonesa Sankyo, ahora parte de Daiichi-Sankyo.Pasó dos años probando 6.000 cepas de microbios en la búsqueda de un nuevo fármaco que pudiera ayudarle a lograr su objetivo antes de encontrar finalmente la mevastatina.Informes contradictorios sobre los beneficios y posibles daños de las estatinas en los últimos años han llevado a algunas personas a las que se les recetaron medicamentos a dejar de tomarlas. «¿Son seguras las estatinas? Para la mayoría de las personas, la respuesta es un rotundo sí, según un metaanálisis de 2014 de Johns Hopkins de 20 años de investigaciones publicadas», dice la universidad estadounidense.Endo era un firme candidato al Premio Nobel, pero nunca lo ganó. En 2008 sí fue reconocido con el Premio de investigación médica Alber Lasker , conocidos como los «Nobel norteamericanos» y que en numerosas ocasiones han sido la «antesala» del Nobel para los investigadores galardonados.