La Embajada rusa de Italia publica fotos de Putin con candidatos a las elecciones

0
17
Se cierra hoy la campaña electoral, irrumpiendo en su última curva la guerra de Putin que vuelve al centro del debate en Italia, con la Embajada rusa en Roma que sopla sobre el fuego. Mientras, en la batalla política en el sur se hace fuerte el líder del Movimiento 5 Estrellas, el ex primer ministro Giuseppe Conte, que pretende ser el Mélenchon italiano, y se bate en retirada el líder de la Liga, Matteo Salvini, al que le ha dado la espalda la Italia meridional. En las últimas horas de campaña , los líderes políticos se han esforzado en lanzar mensajes en los que se mezclan tonos duros, por una parte, y tranquilizadores, por otra, en un intento por convencer para la votación del domingo a los indecisos. Pocas horas antes de que se abran las urnas llega la enésima injerencia o advertencia de Rusia contra Italia. Después de diversos ataques de Moscú contra la política italiana y polémicas con la Embajada rusa en Roma durante los últimos meses, la última provocación la vuelve a originar la legación diplomática en la capital italiana. Por medio de su página en Facebook, publica una serie de fotografías del presidente Vladímir Putin con todos los políticos italianos a los que ha encontrado a lo largo de los años, desde el presidente de la República, Sergio Mattarella , hasta el ex primer ministro, Silvio Berlusconi, pasando por otros líderes protagonistas de esta campaña electoral, como Enrico Letta, Giuseppe Conte, Matteo Salvini o Luigi Di Maio. Las fotos se acompañan con este mensaje: «De la historia reciente de las relaciones entre Rusia e Italia. Tenemos algunos para recordar». En el fondo, la idea que la Embajada pretende transmitir con esta provocación es que los políticos italianos son unos «traidores» con respecto a lo que fueron las relaciones precedentes. Algunos analistas consideran incluso que, además de la evidente intimidación que supone el mensaje acompañado de las fotografías, Moscú lanza también una advertencia en el sentido de que en el futuro podría revelarse alguna información o secreto sobre las relaciones entre Rusia y algunos de los líderes que aparecen en la galería publicada por la legación. Salvini, una historia diversa La Embajada omite un dato muy importante: los políticos citados tuvieron relaciones con el Kremlin cuando tenían responsabilidades de Gobierno, exclusivamente en el ámbito institucional. Diversa es la historia del líder de la Liga, Matteo Salvini , cuyas relaciones con Putin han sido políticas. Cabe recordar que desde marzo de 2017 está en vigor un pacto firmado entre la Liga y Rusia Unida, el partido del presidente ruso. El acuerdo fue renovado tácitamente el pasado mes de marzo, en plena ofensiva de Moscú contra Ucrania. Además, en el pasado, Salvini no hizo nada por ocultar sus sentimientos de admiración por el presidente ruso , hasta el punto de exhibirse sonriente en la Plaza Roja de Moscú con una camiseta de Putin y afirmar que cedía «dos Mattarella [presidente de la República] por medio Putin». Noticia Relacionada estandar Si Draghi ataca a Meloni, Salvini y Conte: «La democracia italiana es más fuerte que los títeres a sueldo de los enemigos» Ángel Gómez Fuentes El primer ministro pidió al futuro gobierno «coherencia internacional y elegir a los aliados europeos en la línea mantenida por Italia» La provocación llega horas después de las reacciones de los políticos italianos al discurso del inquilino del Kremlin, que amenazó con el uso de armas nucleares. Giorgia Meloni , líder de Hermanos de Italia, favorita para ganar las elecciones y formar un probable Gobierno de coalición con Liga y Forza Italia, fue contundente en su condena de Putin , elogiando «la extraordinaria resistencia de un pueblo que defiende su soberanía y libertad». Mientras Meloni se muestra en una línea pro-Alianza Atlántica, Salvini se ha visto obligado a distanciarse de Putin, pero sin abandonar del todo sus críticas a las sanciones contra Moscú. «No es una buena noticia [el discurso de Putin], pero espero que la guerra termine lo antes posible». Riesgo de abstención récord Son muchos los ciudadanos que todavía dudan sobre la decisión que adoptarán en la votación del próximo domingo. Las encuestas coinciden en señalar que el porcentaje de indecisos se sitúa entre el 30 y el 40 por 100. Hay cierto hartazgo de una campaña electoral con promesas imposibles, por lo que existe el riesgo de una notable deserción de las urnas. En 2006 la abstención fue del 16,4 por 100; en 2008 llegó al 19,5; en 2013 fue del 24,8, y en las últimas, en 2018, la abstención alcanzó el 27,1 por 100, un récord. Es posible, incluso muy probable según algunos institutos de sondeos, que el domingo se supere el 30 por 100. Sin duda, Matteo Salvini se encuentra en horas bajas . Se ha recorrido todo el país, pero ha perdido mucho consenso. Su idea de que la Liga fuera un partido nacional, que echara también raíces en el sur, se ha esfumado. En una campaña electoral centrada en la guerra, crisis energética, inflación, paro e impuestos, estuvo ausente el problema de la inmigración, que constituye la permanente obsesión de Salvini . Pero en esta campaña casi nadie se interesó, aunque se han incrementado los desembarcos. Desde el primero de enero hasta el 20 de septiembre llegaron a las costas italianas 68.300 inmigrantes, 24.934 más que en el mismo periodo del año anterior, cuando desembarcaron 43.366. Novedades en el sur Salvini pretendía disputar el liderazgo de la coalición a Giorgia Meloni, pero ha sido la líder de Hermanos de Italia la que se ha impuesto, incluso en algunos lugares tradicionalmente feudo de la Liga, como el Véneto. En el sur, la región pobre de Italia, Meloni ha llenado las plazas en sus mítines . El viento de protesta de las familias por la crisis económica ha soplado en esta ocasión hacia la derecha en beneficio de Meloni, como en las elecciones de 2018 sopló hacia la izquierda. No es casual que esta noche Meloni cierre su campaña con un mitin en Nápoles. De todas formas, se está produciendo también una sorpresa en el sur: el Movimiento 5 Estrellas, que estaba casi en descomposición, ha logrado remontar gracias su líder, el exprimer ministro, Giuseppe Conte, con una vena populista de izquierdas al estilo del francés Mélenchon.