Gobierno utilizará fondos especiales para paliar los efectos de Franklin

0
74

SANTO DOMINGO.-El Gobierno dominicano destinará fondos especiales para paliar los efectos del paso de la tormenta tropical Franklin sobre el territorio nacional y cubrir las necesidades de los ciudadanos afectados, informó el ministro administrativo de la Presidencia, José Ignacio Paliza.

El funcionario compareció ante los medios para dar cuenta del contenido de la reunión que encabeza el presidente Luis Abinader para establecer las medidas frente a los daños causados por el fenómeno natural en viviendas e infraestructuras del país.

“Las instituciones siempre incurren en gastos extraordinarios no presupuestados” cuando se produce un fenómeno de estas características y “el Gobierno tiene que hacer uso de esas herramientas (fondos especiales) que el propio presupuesto y las leyes prevén” para cubrir las necesidades generadas por eventos de esta naturaleza, dijo en rueda de prensa.

Lo primero, apuntó, es conocer “cuáles son las necesidades reales, sobre todo en materia de Obras Públicas”, para disponer de los recursos necesarios para hacer frente a las intervenciones de rigor.

Una de las prioridades será el restablecimiento de los servicios de agua y electricidad a la mayor brevedad posible, ya que 121 acueductos están afectados y todos ellos, a excepción de uno que funciona parcialmente, se encuentran fuera de servicio, circunstancia que afecta a unos 1,603,152 usuarios.

En cuanto al sistema eléctrico, el paso de la tormenta ha afectado a 39 circuitos y 27 ramales de circuitos, dejando sin servicio a 152,669 clientes, según los datos aportados en la mañana de este jueves por el Centro de Operaciones de Emergencia (COE).

Las autoridades han ordenado hacer un examen de daños para realizar las acciones oportunas, y que cada dominicano afectado sea atendido, dijo Paliza, quien señaló que próximamente se anunciarán medidas específicas que “van a contribuir a mitigar los efectos” de la tormenta tropical.

En este sentido, el ministro se refirió a las 800 personas que permanecen en albergues de todo el país “para que puedan volver a su relativa normalidad”.