El líder de la oposición alemana: «El canciller Scholz ha sido un palo en la rueda de ayuda a Kiev»

0
23
Como ya hiciera el pasado 27 de febrero, fecha en la que el Gobierno alemán declaró un importante giro en su política de seguridad y defensa, Scholz ha consensuado este discurso previo a las cumbres de la OTAN y el G-7 con el líder de la oposición conservadora, Friedrich Merz, que el miércoles se reunió con un grupo de corresponsales en Berlín. El presidente de la CDU critica que Scholz, Macron y Draghi llevasen al rumano Johannis a Kiev en representación de la Europa del Este. «El presidente de Polonia habría sido una compañía más apropiada», sugirió. Compartió su «irritación» por el retraso en la llegada de las armas alemanas a Kiev y señaló que el palo en la rueda lo ha estado poniendo durante meses la Cancillería. «Me consta que liberales y verdes estaban mucho más por la labor que Scholz y el SPD».

Los Balcanes

Merz saluda que Scholz rectifique en su deseo de mantener vías de diálogo con Moscú: «A Putin lo único que se le puede decir es que saque sus tropas de Ucrania y nos devuelva a la situación del 23 de febrero» y apunta que la UE debe atender prioridades estratégicas en la captación de países de los Balcanes. «Lo que está aquí en juego es en qué área de influencia caerán estos países y por nuestro propio interés debemos atraérselos, para no servirlos en bandeja a Rusia y China, aunque eso no quiere decir que puedan ser socios de pleno derecho en corto plazo, pero se pueden diseñar asociaciones intermedias», es su visión, basada en el giro de la geopolítica global: «ya no hablamos de una tensión Este-Oeste, sino de países autoritarios y altamente militarizados en tensión con las democracias liberales, que somos nosotros». A partir de ahora, invita a diseñar una cartera diversificada de proveedores energéticos: «Qatar no es el socio ideal pero no he criticado el acuerdo negociado con el ministro Habeck, en lo que insisto es en que no podemos caer en situaciones de dependencia, debemos negociar con otros proveedores como Canadá y utilizar todos los recursos energéticos a nuestra disposición, que además del carbón y los combustibles incluyen la energía nuclear».